Gobierno de Peña Nieto no da prioridad suficiente a los derechos humanos: AI

Amnistía Internacional (AI) considera que el nuevo gobierno de México “no está dando prioridad suficiente a la protección de los derechos humanos” y lamentó este lunes que no haya “una respuesta significativa” para avanzar en este tema.
AI difundió este lunes un comunicado en el que hace una evaluación de la protección de los derechos humanos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, que asumió el poder el pasado 1 de diciembre, en vísperas de que se cumplan sus primeros 100 días de mandato.
“Las pocas medidas que el presidente Enrique Peña Nieto ha tomado en materia de derechos humanos simplemente no están a la altura de la gravedad de la situación que atraviesa México”, sostiene la organización humanitaria.
El comunicado recoge afirmaciones del asesor especial de AI Javier Zúñiga en las que destaca que “existen preocupantes señales de que este Gobierno no está dando prioridad suficiente a la protección de los derechos humanos”.
“La nueva Administración -añade- debe romper con las promesas vacías de la anterior en materia de derechos humanos y terminar con la impunidad de los abusos”.
AI pidió en diciembre pasado a Peña Nieto “una actuación inmediata sobre diversos problemas graves”, pero “hasta la fecha no ha habido una respuesta significativa”, apunta la nota de la organización.
Su petición incluía “un cambio radical en la política de seguridad pública que garantizara el fin de graves abusos” , como la tortura, los malos tratos y las desapariciones forzadas, “y llevara a sus autores ante la Justicia”.
“Peña Nieto se comprometió a aplicar las recomendaciones formuladas por el Comité contra la Tortura de la ONU en noviembre de 2012, pero hasta la fecha hay pocos indicios de que se hayan tomado las medidas necesarias”, señala el comunicado.
AI resaltó, no obstante, el avance que representa la Ley General de Víctimas, promulgada el pasado 9 de enero y que protege los derechos y repara los daños sufridos por las víctimas de la violencia, una norma que el Gobierno de Peña Nieto admite que “es perfectible”.
Aun así, las víctimas “siguen sin tener acceso a la Justicia y sin recibir reparación” , destacó la organización.
También indicó que, como parte de la reforma en los cuerpos de seguridad a la que se ha comprometido el Gobierno, “no hay señales de que la prevención y la rendición de cuentas por violaciones de derechos humanos ocupen un lugar destacado en sus propuestas”.
“Cuando se trata de combatir la violencia contra las mujeres y respetar los derechos sexuales y reproductivos, el silencio del gobierno es casi total”, agrega el comunicado, que también pide medidas para proteger los derechos de los indígenas, de los activistas de los derechos humanos y de los periodistas.
“Es hora de que este gobierno demuestre que sitúa la protección de los derechos humanos en el centro de su agenda política y garantiza la plena participación de la sociedad civil”, se insiste en la nota. (EFE)

Lunes, 4 de marzo de 2013 20:12 - 573476   ( Destacadas - México - )