Sistema financiero mexicano cumple con lineamientos de capitalización más estrictos que existen en el mundo: CNBV

México cuenta con un sistema financiero robusto, sólido, dinámico, que está prestando y que además cumple con los lineamientos de capitalización más estrictos que existen hoy en el mundo como son los de Basilea, sostuvo el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé.
La fortaleza del sistema financiero mexicano permitió la aplicación de manera adelantada de estos nuevos Acuerdos de Capital (Basilea III) en lo fundamental, destacó.
No obstante, el funcionario admite que estas reglas tienen un “chipotito”, que es la obligación a los bancos de cotizar en Bolsa, si quieren que las obligaciones subordinadas (CoCo’s) cuenten como parte de su capital.
González Aguadé comentó que en general, al Comité de Supervisión Bancaria de Basilea no le gustan mucho estas obligaciones subordinadas, por lo que su regulación en las reglas de México tampoco está apartada de los fundamentales que establece la norma, “porque estas obligaciones subordinadas no es un capital de calidad”.
Explicó que la reciente crisis financiera mundial reveló ciertas debilidades en el capital de algunas instituciones, situación que motivo al Comité de Basilea a realizar cambios radicales justo en la composición de dicho capital, como el disminuir o evitar ciertamente la existencia de esas obligaciones o CoCo’s.
“Lo que sí es cierto es que todo esto sí va en orden con lo que es Basilea III y se puso en México y se publicó el 28 de noviembre pasado”, destacó el presidente del organismo regulador y supervisor.
Cabe recordar que en su última sesión, la Junta de Gobierno de la CNBV aprobó aumentar de 300 millones a 400 millones de Udis el monto máximo para financiar las necesidades de capital de las instituciones de banca múltiple con base en obligaciones subordinadas y de manera permanente.
Con esta modificación, las instituciones, a partir de 2016, podrán continuar reconociendo como parte de su capital regulatorio instrumentos de capital (emitidos a partir de 2013) hasta el monto mencionado y sin que estén sujetos a convertirse en acciones.
Así, la CNBV buscó reafirmar su compromiso para la construcción de un sistema bancario que cumpla con los requerimientos prudenciales como los establecidos por Basilea III.
El objetivo, señala González Aguade, es contar con un sistema sólido y eficiente, que provea un mayor financiamiento y una mejor calidad de productos y servicios acorde a las necesidades de la población.

Domingo, 31 de marzo de 2013 11:40 - 580512   ( Destacadas - Economía - )